Categoría

Subscribirse al boletín

  • ¿Cómo mejorar las relaciones médico- enfermera?

    medico_enfEl propósito del estudio de estructura de identificación enfermera-médico es determinar las relaciones enfermera-médico. Las estructuras de organización y las mejores prácticas que ellos refirieron son:

    Primera: Una cultura en la que “la preocupación por el paciente es primero” es esencial para el desarrollo de una unidad.

    La atención al paciente no es sobre lo que es mejor para el médico o más conveniente para la enfermera, o que los avances de la investigación; se trata de lo que es mejor para el paciente. Todos los aspectos de la atención deben ser examinados desde el marco del paciente.

    Segunda:  La resolución constructiva de conflictos. Las políticas relacionadas con la resolución de conflictos deben estar en su lugar para que todo el mundo sepan lo que son y cómo proceder. Muchos de los entrevistados proclamaron que una política de no tolerancia o abuso de cualquier tipo debe estar informada. La política proporciona seguridad, dirección, y una posición de “retroceso” si es necesario. También refleja la cultura de la organización.

    El aumento de las denuncias de relaciones adversas en los hospitales Magnéticos de 11% en 2001 a 14% en 2003 a 17% en 2007 es desconcertante, desalentador y preocupante. Se deben tomar medidas definitivas para revertir esta tendencia. El primer paso en la resolución constructiva de conflictos es conseguir que las partes en conflicto se hablen unos con otros.

    Tercera: Realizar rondas interdisciplinarias. Muchas unidades de cuidados intensivos, UCI especialmente médica y otras unidades especializadas como la oncología, rehabilitación, trauma, y ​​las unidades de ictus, tienen esas rondas bien establecidas.

    Las enfermeras, los gerentes y los médicos reportan que tales rondas puede ser difícil de ejecutar por muchas razones: los médicos y las enfermeras van y vienen de la unidad de forma no programada; terapeutas respiratorios y físicos que necesitan brindar atención en muchas unidades no pueden estar disponibles en el momento de rondas; llamados de pacientes; el personal de enfermería no pueden participar porque están cuidando a otro paciente, mientras que el equipo está haciendo rondas; y los médicos pueden verse a sí mismos principalmente como clientes sin responsabilidad para las mejoras de la práctica y del sistema.

    La mejor práctica de rondas de pacientes interdisciplinario interactivas y regulares se facilita cuando un director médico, como un médico de hospital o un intensivista se designa como responsable de la práctica médica de la unidad. Esta persona es el responsable de organizar y realizar rondas de pacientes interdisciplinarios, provocando la participación de todos, y la transmisión de la decisión del grupo a los médicos privados que pueden o no estar presentes.

    “Desempeño competente, confianza en sí mismo y de colaboración a la autonomía clínica, son las claves para ambas relaciones enfermera-médico“.

    Referencia: Schmalenberg, Claudia, RN, MSN and Kramer, Marlene, RN, PhD. Nurse-Physician Relationships in Hospitals: 20 000 Nurses Tell Their Story. Crit Care Nurse February 2009 vol. 29 no. 1 74-83. Revisado en la web el 20 de diciembre 2014. Extracto traducido al español.

Leave a reply

Cancel reply