Categoría

Subscribirse al boletín

  • ¿Pueden los pacientes elegir a sus enfermeras?

    conversando¿Cómo deben responder las enfermeras (supervisoras) cuando los pacientes dicen: “No quiero que esta enfermera me cuide”?

    Esta pregunta, acerca de no querer a una enfermera en especial, conduce a una idea interesante si tuviéramos que dar vuelta a la pregunta “¿Quiero que esta enfermera cuide de mí / mi hijo?”  Teniendo en cuenta que la tendencia en el sistema sanitario es hacia un “médico de familia”, la aplicación para una persona o familia de tener una “enfermera de familia”, que seguiría a la familia o el paciente a través del tiempo y proporcionaría los cuidados en el hogar, en la comunidad, en el hospital según las necesidades.

    El paciente puede seleccionar a la “enfermera de familia” al igual que los pacientes eligen a su “médico de familia” – a partir de perfiles de los sitios web de las clínicas, a través de entrevistas, o de recomendaciones.

    Esta opción requeriría algunos cambios en el sistema, en el que la empresa o filial que ofreció a las enfermeras tendría que tenerlas acreditadas en las instalaciones. Una ventaja importante sería que las personas o familias que tenían una “enfermera de familia” evitarían la experiencia incómoda y aterradora de estar en un ambiente extraño (hospital, hogar de ancianos o centro de rehabilitación) con extraños. La “enfermera de familia” serviría como defensora del pueblo o defensora del paciente, y, debido a que la enfermera no está empleada por el hospital, podría estar en una mejor posición para negociar con la dirección que una enfermera de planta.

    Los pacientes hospitalizados desarrollan muy rápidamente las preferencias entre sus cuidadores. Los pacientes no tienen el derecho legal de elegir su enfermera. Sin embargo, sí tienen un derecho derivado de la “Carta de Derechos del Paciente”, a ser tratados sin consideración de raza, género, orientación sexual y religión; y para que sus denuncias se traten de inmediato.

    Si un paciente se queja de cualquiera de esos derechos, el gerente definitivamente debe sustituir a la enfermera asignada. Si ninguna de esas cuestiones están en juego y el paciente simplemente no le gusta o no quiere a una persona específica que le brinda la atención, entonces el asunto es de relaciones públicas,  marketing y gestión de riesgos, y no es una cuestión legal.

    Es importante para la rentabilidad financiera de un hospital mantener a los pacientes satisfechos. Pacientes insatisfechos son más propensos a demandar, y la queja de boca en boca es marketing negativo. Los gerentes pueden reducir el riesgo de insatisfacción de los pacientes al cambiar las asignaciones.  A veces, los administradores no podrán hacer el cambio ya que no hay enfermera de reemplazo. En ese caso, el gerente estará a cargo de la mediación entre la enfermera y el paciente.

    Fuente: Should Patients Be Able to Choose Their Nurses? Carolyn Buppert, MSN, JD. Abogado de Salud. Mayo 2014 Revisado en la web el 3 de junio del 2014

Leave a reply

Cancel reply