Categoría

Subscribirse al boletín

  • ¿Por qué sigo siendo una enfermera a pesar de todo? Reavivar nuestra pasión por la Enfermería

    Comparte con:


    LeAnn Thieman LPN, CSP, CPAE es una enfermera relatora profesional aclamada a en EEUU, autora de “Chicken Soup for the Nurse’s Soul” y en este artículo habla sobre las motivaciones de ser enfermer@ y como recordarlas en el tiempo.
    La mayoría de las enfermeras no eligimos esta carrera debido a la gran cantidad de horas y las condiciones de trabajo. Como pueda parecer trivial que la mayoría de nosotr@s entró en la profesión del cuidado a ayudar a las personas … en sus momentos más difíciles. A menudo digo que la enfermería es una vocación. Es por eso que firmamos y nos quedamos.Sin embargo, en los días en que la carga de trabajo es demasiado grande, en las ocasiones en que no podemos soportar todo el dolor, después de la entrega de turno, cuando nos vamos a casa con los pies y el corazón doloridos, esos son los días que tenemos que recordar por qué hacemos lo que hacemos. Tenemos que reavivar nuestra pasión por la enfermería.
    Una de las mejores maneras de hacerlo es recordar y compartir nuestras historias. Aprendí la importancia crucial de esto cuando leí más de 2.000 historias para seleccionar las 101 mejores para la “sopa de pollo para el alma de la enfermera”, y luego de 2.000, más de la segunda edición, la segunda dosis. Es evidente que, cuando las enfermeras comparten sus historias, recuerdan por qué entró en esta profesión, y por qué se quedan.¿Cuáles son tus historias?
    ¿Cuándo supiste que querías ser enfermera? Fue cuando vendaron a tu gato o alguno de tus hermanitos? ¿Has visto una enfermera cuidando a alguien que amas?¿Cuál es tu mejor historia siendo una estudiante? ¿Cuál y cómo fue tu primer día de escuela de enfermería? ¿Quién fue el primer paciente que cuidaste?

    ¿Cuándo fue la primera vez que (casi) te desmayas? (O mejor aún, cuando tu compañer@ lo hizo!)
    ¿Cómo te sentiste cuando recibiste tu pin de enfermería o tu toca por primera vez? (Cuéntale a los «jóvenes» lo que era una toca!)
    ¿Cuál fue la cosa más graciosa que te ha ocurrido como enfermera? ¿Cuál era la más temible? ¿Cuál fue uno de los momentos más emotivos?

    ¿Qué paciente dejó una impresión en ti y te enseñó una importante lección de vida?

    ¿Qué miembro de la familia del paciente te impresionó más?
    ¿Quién fue tu mentor o maestr@ favorito? ¿Por qué él o ella es tan especial?

    ¿Cómo has crecido como persona?

    ¿Cuándo un médico te enseñó una lección? ¿Cuándo tú enseñaste a un médico una lección?

    ¿Cuáles son tus recuerdos especiales sobre las personas o las circunstancias médicas?

    Recuerdas a menudo acerca de estos momentos del cuidado. Escribe sobre ellos en un cuaderno o un diario. No tiene por qué ser de lujo o bien escrito. Lee tus historias a menudo. Comparte con los demás, incluso verbalmente.

    Muchas enfermeras me han dicho que, para empezar su turno con la inspiración y la esperanza, leen a la vez una historia de la “sopa de pollo para el alma de la enfermera”. Que es una gran idea. (¡Por supuesto!) Otra igual de grande o mejor es compartir tus historias reales propias en este momento. Un hospital los llama «Momentos del Corazón».

    En otros hospitales donde hago eventos de retención, me enteré de que ellos crearon su propio libro de cuentos escritos por el personal. ¡Qué gran manera de elevar la moral y la retención.

    Sin embargo otros hospitales tienen concursos de «la mejor historia». ¡Qué maravillosa manera de comprometer a los empleados, ya que cada departamento se reúne y elige a los principales títulos de su unidad.

    Mientras que algunas personas podrían decir: «No tenemos tiempo para esto,» Yo sostengo que hay que tener tiempo … hacer el tiempo … para enriquecer nuestro espíritu, calmar nuestras almas y reavivar nuestra pasión por la enfermería.

    Hemos respondido a la llamada de atención. Nuestras historias del privilegio que tenemos de «tocar», literalmente, y salvar vidas.

    Eso es sin duda el llamado más alto de todos.

    Sobre el autor:
    LeAnn Thieman LPN, CSP, CPAE es una locutora profesional aclamada a nivel nacional, autor y enfermera y co-autor de “Sopa de pollo para el alma de la Enfermera”, “Sopa de pollo para el alma de la enfermera, segunda edición”, y “Equilibrar la vida en sus zonas de guerra «, «Guía para la salud física, mental y espiritual”. Para obtener más información acerca de sus libros o sus presentaciones, web en www.NurseRecruitmentandRetention.comArtículo original en inglés y traducido por J. Wigodski
    http://www.nursetogether.com/Career/CareerArticles/CareerArticle/tabid/102/itemId/1949/Why-Am-I-Still-a-Nurse-Anyway-Reigniting-Our-Pass.aspx   Revisado el 3-07-2011
    Editor